COMENTARIO RESPECTO AL DENOMINADO “DIVIDENDO DIGITAL” DE TV ABIERTA

La U.I.T., como Organismo de la O.N.U., establece un espacio de una canalización radioeléctrica consistente en una porción de frecuencias para este Servicio de Radiodifusión Televisiva en la Región Mundial 2 (las tres Américas), con un ancho de banda de 6 MHz., sea en el sistema analógico como en el digital.

Conforme a toda la Normativa establecida por dicho Organismo Mundial, la Argentina aprobó un Convenio Internacional con dicho Organismo mediante la Ley 23.478 del año 1986.

Para cada licenciatario o autorizado en particular se establece lo que la U.I.T. define como asignación de un canal radioeléctrico para el titular del mismo, con lo cual lo autoriza a poseer una planta de irradiación (planta transmisora) que genera ese “terreno” radioeléctrico.

Se ve claro que no es conforme a la Normativa establecida en materia de frecuencias que la Autoridad de Aplicación “asigne” con un ancho de banda menor a 6 MHz. un “subcanal” abierto digital subsidiario.

La Autoridad de Aplicación de una administración estatal de frecuencias tiene la potestad de otorgar permisos (respecto al denominado “dividendo digital” actual) para los medios de TV DIGITAL ABIERTA propios del mismo Estado. Esto lo hace a través del Decreto P.E.N. 1010 del año 2010 y su Reglamentación en la Resolución 164 del año 2021 en la Argentina.

Análogamente, este concepto podría ser aplicado también para otras personerías jurídicas no estatales. En efecto, esto último sería como una suerte de “programa digital” de 24 horas de duración para una Persona Jurídica privada o pública no estatal, denominado “licenciatario/autorizado operador”, que posee la planta de irradiación que genera ese canal.

En el caso de falta de espectro, como la actual, se debería considerar que dichas autorizaciones actuales consistentes en un ancho de banda menor a 6 MHz. son completamente provisorias en esta “transición” del sistema analógico al digital.

Esto sería hasta tanto haya una subsanación de cada anomalía en particular, no conforme a la Normativa Internacional. Esto evitaría muchos conflictos actuales y futuros al respecto.

Por lo tanto, análogamente como hace el Estado con su propios canales digitales de TV abierta y dado lo complejo de la situación respecto al re-ordenamiento general del espectro ya asignado, se debería ir subsanando también cada caso particular con las “migraciones” de señales digitales correspondientes hacia grupos de “consorcios radioeléctricos afines” de carácter privado o público no estatal.

Buenos Aires, 25 de noviembre de 2021.
Ing. Alberto Cravenna (M.N. 1352 del CO.P.I.T.E.C)

Please Enter Your Facebook App ID. Required for FB Comments. Click here for FB Comments Settings page